Consejos Para Broncearte

Consejos para broncearte

El sol es necesario en nuestra vida para realizar la síntesis de la vitamina D que es necesaria para la absorción de calcio y magnesio para nuestros huesos y músculos. La mayoría de los casos de osteoporosis diagnosticados se deben a una falta de vitamina D y no a una falta de calcio. En ese sentido, protegerse del sol debe ser la clave para tomarlo con total tranquilidad y quedarse solo con aquello más positivo de esta estrella.
Trucos para evitar los daños del sol
1. Cuando vayas a la playa o a la piscina y decidas ponerte a tomar el sol, trata de evitar las horas del mediodía pues es cuando el sol tiene mayor intensidad. Aunque mucha gente piensa que en estas horas el sol te bronceará más, esto no es verdad, pues lo único que conseguirás es quemarte y dañar tu piel, pues a estas horas la radiación del sol es muy elevada.
2. Nunca tomes el sol sin la protección de la crema solar, pues solo conseguirás quemarte. Las cremas solares tienen diferentes índices de protección que indican la protección que te brindarán frente a las radiaciones nocivas del sol. Existe una creencia que dice que cuanto más alto es el índice de protección, menos te broncearás, pero esto es totalmente falso, pues cuanto más hidratada esté la piel, mejor se bronceará y cuanto más alto sea el filtro solar más protegida estará de las radiaciones solares y menos riesgo tendrás de quemarte.
3. Procura ponerte protección extra de crema si vas a permanecer mucho tiempo dentro del agua pues el agua actúa como una lupa y hará que te quemes más rápido. Cuando compres tu protector solar, fíjate que sea resistente al agua.
4. No tomes el sol durante mucho tiempo. Si quieres ponerte morena de una forma saludable, es recomendable que comiences la exposición al sol de una forma gradual, comenzando el primer día con 15 minutos y aumentando 5 minutos cada día para conseguir que tu cuerpo se proteja de las radiaciones solares con la melanina de tu cuerpo.
5. Cuida la piel de la nariz, los hombros, las orejas y el empeine de los pies, pues es muy fina en estas zonas y se quema con mucha facilidad por tener menor cantidad de melanina que es el pigmento protector de tu piel.
6. Acuérdate que el sol puede quemarte aunque el día este nublado pues los rayos ultravioleta atraviesan la capa de nubes.
7. Los bebés y los ancianos tienen que tener más cuidado con el sol, pues en el caso de los bebés la producción de melanina no está totalmente desarrollada y en los ancianos está en proceso degenerativo.
8. Una exposición excesiva al sol es dañina pues produce envejecimiento de la piel y también puede llegar a generar cáncer de piel.
9. Mientras estas tomando el sol no eres consciente de que te estás quemando, los resultados llegan después cuando llegas a casa pues aparece el enrojecimiento, el cansancio, las ampollas…
Recuerda siempre que la luz solar está constituida por rayos ultravioleta invisibles que son los causantes del bronceado y de las quemaduras de la piel. Estos rayos hacen que nuestro protector corporal que es la melanina suba a la superficie de la piel. Cuanto más cerca de la piel esté la melanina, más bronceada y más protegida estarás contra las quemaduras de sol que son lesiones de piel producidas por una exposición prolongada y sin la protección adecuada al sol.
El sol es tu aliado, pero siempre debes tratarlo con respeto y sobre todo olvidándote de esos viejos mitos que se asocian a la falta de conocimientos sobre los daños solares. Apostar siempre por llevar crema solar y evitar las peores horas de los rayos solares es la mejor solución para quedarte con lo bueno y dejar pasar lo malo del astro rey.
En el Instituto Top Stylist, nuestro grupo de Cosmetólogas podrán asesorarte hacerca de los protectores solares y tratamientos faciales que requiere tu piel, te esperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*